Regresar al cuento

Esperaba yo más de "Bicho", por la introducción y los primeros seis parrafos; el final me pareció un poco "forzado", a partir de: "Y cuando me levanto ..." como si la edición final del cuento hubiera sido simplemente darle secuencia a los párrafos-en cualquier orden-en la computadora, a partir del parrafo #7.
Personalmente esperaba que el asunto del cuento tuviera que ver más con la experiencia de: "turista en mi propia tierra ..." Y si en efecto así es, creo que el tema puede ser tan vasto como un kalidoscopio, como la escritora misma debe sentirlo ya que incluso menciona recuerdos de la infancia ("como si jugaran a Doña Blanca"), pero el subsecuente desarrollo de la segunda parte la escritora lo debe tener en otro cuento. Me costó trabajo "ver" algo político o erótico como tema principal o explicación al "enorme bicho ... extraño insecto", a partir de una aparición que no me convence como tal despues de leer los primeros seis párrafos a manera de principio. ¿O es que le quisieron vender animalitos de papel maché, o alebrijes? ¡Hay que decirlo!

Carlos Hernández, Carlos_Hernandez@mercer.com

El título de este cuento me sorprendió ya que en Puerto Rico, de donde soy originalmente, la palabra bicho se usa como vocablo vulgar para referirse al órgano sexual masculino. Yo entiendo que en otros países latinoamericanos la misma palabra se usa para referirse a insectos y otras criaturas pequeñas, pero aún así, creo es mi deber informarle a ustedes de esto. A mi no me molesta en lo mínimo, pero creo que otros puertorriqueños podrían ofenderse al leer dicho título.

Anónimo

Creo más bien, o me parece, que este cuento trata de ser surrealista. Detecto alguna influencia de Arreola, sobre todo en el giro tan radical de lo real a lo fantástico, que al final era locura y no más.

Rosa María Fernández Aguiar

¿Ya viste *Mimic*, verdad? No, ya en serio, creo que el cuento daba para más. Como está, es poco más que una estampa de una alucinación o algo parecido. La narradora apenas queda caracterizada y se pierde mucho tiempo en las consideraciones políticas del principio. No hagas caso del comentario anónimo sobre la palabra "bicho": qué aburrido que todos habláramos el mismo espaqol. (O si le quieres hacer caso, escribe un cuento titulado "Cajeta" para que se indignen los lectores uruguayos.)

Fernanda Jiminez, ferji@hotmail.com

Me gusta el tono coloquial y fresco, sin artificios de estilo, así... ligerito y por el puritito gusto de crear una situación.

Ricardo Arriaga, México, arriagar@economia01.economia.unam.mx

De lo que mas me llamó la atención es que yo siempre me había autodeterminado " turista de mi propia tierra" y según yo esa frase sólo me la sabía yo ( y lo más seguro es que nunca se sepa de quien la pensó primero, por otra parte soy de los que siempre salgo con mi cámara al centro ( Guadalajara) y me gustó muchísimo la manera de terminar tu cuento.
Rodolfo Soto, México, renbrant@hotmail.com

Simpática historia. Otra muestra más del talento de Maritza Campos.
Para los que no saben, ella está publicando una historieta (en inglés) llamada "College Roomies from Hell". Está en http://www.crfh.net/
Luis González, lgm@lgm.cl, Chile

El ingenio en la trama, la fácil lectura del cuento, hizo que llegara hasta el final, el cual es bastante inesperado...Pero no por eso menos dramatico.
MIRIAM ,CANCUN MEXICO, micamre@hotmail.com

Regresar al cuento